Semana de la Movilidad, hacía el Bloque Ciudadano de Rota

Una quincena de ciclistas se ha sumado a la convocatoria que con motivo de la Semana de la Movilidad, hacía el Bloque Ciudadano de Rota. La idea era la de volver a incidir en la necesidad de que los gobernantes locales apuesten en serio por una alternativa de transporte sostenible como la bici y que para ello, se cree la normativa e infraestructuras correspondientes. Sin embargo, la afluencia de público para este paseo en bici ha sido bastante escasa, cosa que no ha extrañado a los organizadores que ya vienen advertidos por experiencias anteriores, aunque eso no les impide seguir luchando por algo que creen que es justo y lógico. Tanto es así, que justifican que es precisamente el desconocimiento generalizado que tienen los ciudadanos sobre las ordenanzas municipales para el uso de vías ciclistas que está haciendo el Ayuntamiento de Rota el que provoca que haya tan escasa movilización.

Para Mateo Quirós, portavoz de Equo, integrado en el Bloque Ciudadano, Rota cuenta como ya ha repetido en varias ocasiones, con unas condiciones más que óptimas para que la bici sea un medio de transporte utilizado, sin embargo, apuntan,  no existe una voluntad real por parte del gobierno local de impulsarla. Como ejemplo, indica, están las citadas ordenanzas que califica más de un documento sancionador que regulador.

Para estos ciclistas, y según recoge ese plan director del uso de vías ciclistas, no puede multarse a un ciudadano por aparcar la bici junto a una farola o árbol cuando el Ayuntamiento no dispone de los sufientes aparcabicis para impedir esta circunstancia.

[Img #26668]

Una ciclista muestra las octavillas sobre una ciudad con o libre de bicis

Por ello, desde el Bloque Ciudadano se han presentado varias alegaciones a esas ordenanzas municipales principalmente, haciendo ver a los representantes políticos que “antes de sancionar, hay que educar”. Por otro lado, entienden que en una localidad como Rota, cuya orografía y clima acompañan, “hay sitio para todos”, refiriéndose con ello a que vehículos, peatones y ciclistas pueden entenderse a la perfección siempre y cuando existan las normas reguladoras adecuadas. Para ello, apuestan por normas como la velocidad reducida de  30 kilómetros por hora para los coches en el casco antiguo o no prohibir el paso de bicis en plazas y calles peatonales siempre y cuando el ciclista ajuste su velocidad a 10 kilómetros. Normas que para el Bloque son sencillas y fáciles de implantar. Sin embargo, critican, lo que se encuentran en este Plan Director de Movilidad Sostenible que incluye la regulación de la circulación de bicicletas, es sanciones “exageradas” que en la mayoría de los casos excede el precio de la propia bici -son multas entre 100 y 500 euros-.

El Bloque Ciudadano cree que las nuevas ordenanzas sobre el uso de vías ciclistas regulan más el “no uso de la bici” que su impulso como medio de transporte en la localidad.

En Rota además, aseguran, existen hasta seis zonas diferenciadas en las que se puede usar la bicicleta y cada una con una normativa diferente: hay carriles bici, aceras bici, calzada, senda ciclable, calles y zonas peatonales. Lo ideal para estos ciudadanos, usuarios asiduos de este medio sostenible, es que se unificaran las normas para facilitar el cumplimiento de las mismas.

Antes de iniciar el paseo en bici de esta mañana, que ha partido desde la plaza Jesús Nazareno y tenía previsto concluir en el Ayuntamiento con la lectura de un manifiesto, los organizadores han valorado la escasa participación. Algo que han reconocido que no les sorprende y que achacan a la desinformación de los ciudadanos en general y la actitud de desidia que existe. “Si la gente tuviera información de lo que el Ayuntaniento están planteando con estas ordenanzas sobre uso de vías ciclistas y bicicletas creo que sí saldrían a protestar”, ha manifestado Mateo Quirós que ha culpado al equipo de gobierno de no hacer llegar la información de interés a los roteños.

¿Quieres una ciudad libre de bicis o en la que se fomente su uso?

En este acto reivindicativo con motivo de la Semana de la Movilidad, se han repartido además octavillas en las que se pregunta al ciudadano si quiere una ciudad libre de bicicletas o si por el contrario, una en la que se fomente su uso.

Es una propuesta de Izquierda Unida que plantean dos opciones. La 1, es aquella en la que el ciudadano quiere que se prohiba la bici en calles peatonales, plazas y parques; existan carriles bicis inconexos, mal ubicados, sin mantenimiento y que funcionan intermitentemente; con multas y retiradas de las bicicletas que no estén bien aparcadas o sanciones de hasta 500 euros por infracciones graves. Si estás de acuerdo con estas pautas, entonces, te dice IU, quieres una ciudad libre de bicis.

La opción 2 que se recoge en la octavilla, plantea por el contrario, permitir la circulación de ciclistas por zonas peatonales, salvo en caso de aglomeraciones donde la velocidad se respete y adecúe al paso de peatón; seguridad, continuidad y mantenimiento en los carriles bici para garantizar la seguridad del ciclista; que se pueda aparcar la bici en mobiliario urbano si no existe estacionamiento para bicicletas en un radio de 75 metros; y que las multas sean entre 50 y 100 euros para infracciones muy graves, graduándose estas en función de la reincidencia. Sanciones que podrían condonarse con actividades sustitutivas.  Si eliges estas pautas, entonces, IU te dice que quieres una ciudad con bicis y que para ello, te pases por su sede para  suscribirte a las alegaciones que su grupo va a presentar.

Fuente: http://rotaaldia.com

Comentarios cerrados.