EQUO denuncia que contabilizar a los ascendientes para recibir la ayuda de los 400 euros y el “desahucio exprés” agravará la economía de las familias

EQUO advierte que la medida aprobada hoy por el Consejo de Ministros, en la que se renueva la ayuda de los 400 euros sólo en el caso de que no se superen los 481 euros por persona, bajo un mismo techo, teniendo – ahora – en cuenta a los ascendientes, agravará aún más  la situación económica y social de las familias.

El portavoz de EQUO, Juan López de Uralde, ha manifestado que “como era de esperar, la anunciada subida a 450 euros, para beneficiarios con dos personas a su cargo, tenía letra pequeña”. Esta medida, que tendrá en cuenta a padres y abuelos, “no compensa, ya que afectará a la situación de otras familias, que se quedarán sin la prestación”, añade.

Uralde señala que “esta medida empeorará los problemas de manutención básica de las familias obligadas a reagruparse en una misma vivienda, por el ahogo económico”, lo que puede llegar a saturar, aún más, los comedores sociales, que ya se están viendo desbordados. Por ello, el portavoz critica que este Gobierno siga tomando medidas drásticas, sin actuar sobre las consecuencias que causan.

Por otro lado, EQUO considera una injusticia obligar a que la responsabilidad económica recaiga en padres y abuelos – cuando se vive en la misma vivienda -, cuando muchos ya se están viendo en la necesidad de reacoger a hijos y/o nietos en sus casas, por no poder pagar éstos la hipoteca o el alquiler. “Se debe tener en cuenta que estos ascendentes, en muchos ocasiones, también tienen hipoteca o alquiler que pagar, y esta medida los ahogará, aún más, económicamente”, asegura Juan López de Uralde.

Esta organización política también lamenta que en la “letra pequeña” se escondiera la obligación de estar parado un mínimo de 12 meses – durante los últimos 18 meses – y, por otro lado, que el “desahucio exprés” aprobado permita agilizar el proceso de desahucio, si hay retraso en el pago del alquiler. Para Uralde, esto empeora la situación social, ya que “los retrasos en los pagos también se están realizando en los negocios e, incluso, en administraciones públicas. Por tanto, el dinero no llega. Sin embargo, será el más débil quien lo ‘pague’”.

Deja una respuesta