EQUO defiende las propuestas de la PAH como vía para solventar la situación de miles de familias

La formación reclama a Caja Laboral una solución para Teófilo Ochoa, sin casa y desde hacia varios días acampado junto a la sucursal con la que contrajo el crédito.

EQUO ha exigido la paralización inmediata de los desahucios que afecten a vivienda habitual, así como la dación en pago como alternativa para saldar la deuda y la puesta en marcha de un plan de alquiler social. Más de 400.000 familias desahuciadas desde el comienzo de la crisis lo exigen. La de Teófilo Ochoa es una de esas miles de historias de esfuerzo y superación que se toparon con una legislación injusta y unos gobernantes irresponsables. Trabajador de la construcción en Burgos, Teo decidió independizarse de sus padres y trasladarse a su propio piso, firmando un préstamo de 60.000 euros con Caja Laboral. Ahora, tras varios años sin empleo, duerme a las puertas de la entidad bancaria. Está a la espera de la subasta judicial que se realizará el próximo 2 de abril y de la situación de sus padres, avalistas del préstamo que contrajo y que ahora están en riesgo de perder su casa.

 

Teo es fiel reflejo de la dignidad y la lucha de miles de ciudadanos que han visto su vida truncada por la especulación y el riesgo en el banqueros y constructores se adentraron. Por ello, los co-portavoces de EQUO, Juan López de Uralde y Reyes Montiel, han remitido una carta a Julio Gallastergui, Director General de Caja Laboral, en la que reclaman una solución y lamentan que “no se ha suspendido la subasta judicial de la vivienda fijada para el próximo 2 de abril ni aceptado la propuesta de dación en pago, conduciendo a Teo y a la propia PAH a la adopción de medidas de presión que no hacen sino aumentar su sufrimiento, la tensión social y el descrédito de las entidades financieras”.

EQUO ha mostrado su apoyo a plataformas como la PAH que llevan luchando varios años en todo el territorio español, derribando sucesivas barreras legislativas e institucionales. La reciente sentencia europea que tacha la ley hipotecaria de ilegal supone un importante espaldarazo a sus demandas; sin embargo, es responsabilidad del Ejecutivo de Mariano Rajoy el abordar las profundas reformas que la ciudadanía reclama, y no quedarse en un mero parche para cumplir con la Unión Europea.

Deja una respuesta