EQUO celebra la salvación de los pinos del río San Pedro

La decisión de Endesa, conocida ayer miércoles 29 de mayo, de no talar los 89 pinos que cruzan el Río San Pedro es, sin duda, una victoria de los vecinos y vecinas de la barriada y del resto del pueblo, que expresaron su rechazo contra el proyecto en una concentración convocada por eQuo-Los Verdes de Puerto Real el pasado 12 de abril.

A principios del mes pasado varias decenas de personas se concentraron en la Avenida Argentina del Río San Pedro para protestar contra los planes de Endesa de talar los pinos que quedan bajo la línea de alta tensión que cruza la barriada y exigir soluciones para los problemas de salud que las líneas de alta tensión generan en una zona que, además, sirve de espacio de juegos infantiles.

En la línea de abandono al que los sucesivos equipos de gobierno han ido relegando a la barriada, el proyecto de tala de 89 pinos no sólo no respondía a la demanda histórica de los vecinos y vecinas de la zona para el soterramiento de la línea de alta tensión, sino que además suponía aplicar la solución menos gravosa para la empresa por encima del interés ciudadano y medioambiental.

eQuo-Los Verdes traslada su felicitación a la ciudadanía del Río San Pedro que ha conseguido la paralización de la tala de unos pinos que contaba con el beneplácito del ayuntamiento de Puerto Real a través de su Concejalía de Urbanismo, que ya había aprobado la tala de 49 de estos pinos e incluso la empresa había procedido al marcado de los ejemplares que debían ser eliminados.

Iván Canca, concejal y portavoz de eQuo Puerto Real afirma que “se trata, sin duda, de un éxito de la ciudadanía que, con su protesta y su concentración, ha conseguido que el ayuntamiento se vea obligado a replantear el proyecto y tenga que sentarse con Endesa para encontrar una solución menos agresiva”.

Enrique Vite, también concejal de eQuo en Puerto Real responde al concejal de urbanismo del ayuntamiento de Puerto Real, Juan Carlos Martínez, quien en una crítica velada acusó a eQuo de generar alarma social y de falta de ética por haber convocado la concentración que, en último término, ha provocado la paralización del proyecto. En palabras de Vite “lo que genera alarma social es aprobar la tala pinos en una zona como el Río San Pedro y no informar a los vecinos, que tuvieron que enterarse del proyecto a través de eQuo. Además Juan Carlos Martínez no es precisamente la persona más idónea para hablar de ética política.”

En cualquier caso, recuerdan desde eQuo-Los Verdes, queda aún mucho camino por recorrer para que se resuelva el verdadero problema de la barriada: la presencia de las líneas de alta tensión que atraviesan el Río San Pedro. En ese sentido, piden al ayuntamiento de Puerto Real que mantenga la interlocución con la empresa y ponga en marcha medidas de presión para conseguir que, en último término, las líneas sean soterradas.

Comentarios cerrados.