EQUO apoya la titularidad y gestión públicas de la Mezquita de Córdoba y reclama un Patronato

El partido político EQUO Andalucía, ante la petición de una plataforma cívica, con más de 125.000 apoyos en pocos días, se manifiesta de acuerdo con la misma. Especialmente, EQUO ha rechazado siempre la posibilidad de inmatricular bienes que tiene la Iglesia Católica reconocida por una ley preconstitucional y defiende la titularidad pública de la Mezquita-Catedral de Córdoba. Igualmente, la formación política reclama que la gestión del monumento, Patrimonio de la Humanidad, sea responsabilidad de un patronato, al estilo del que gestiona la Alhambra, en el que se sienten los diferentes actores implicados, como, entre otros, Ayuntamiento, Junta de Andalucía, Ministerio de Cultura y, por supuesto, el obispado de Córdoba.

En palabras de Esteban de Manuel, coportavoz de EQUO Andalucía “El cabildo de Córdoba ha demostrado sobradamente que hacen una gestión del monumento empobrecedora, desfasada, oscurantista y guiada por unos afanes ideológicos impropios de un edificio de la importancia artística pero también simbólica de la Mezquita-Catedral. La imposición en exclusiva de la denominación “Catedral de Córdoba”, el menosprecio a todo lo que no sea su actual papel como Catedral católica o las deficiencias en la conservación de las vigas originales, expuestas al aire libre, son algunos de los ejemplos de esta mala gestión”.

En la actualidad, la gestión del monumento, a cargo exclusivo del cabildo catedralicio, carece totalmente de transparencia y disfruta de unos privilegios, por tratarse de la Iglesia Católica, intolerables en un país aconfesional. Se cobra una entrada a los muchos centenares de miles de visitantes que se considera un “donativo voluntario”, sin que tribute a Hacienda por los más de 8 millones de euros que recauda.

Por su parte, María Merello, coportavoz andaluza de EQUO, ha lamentado las declaraciones de la presidenta autonómica, en las que aseguraba que son compatibles la titularidad pública con mantener la gestión privada por parte de la Iglesia Católica: “es escandaloso que a la Sra. Díaz le parezca bien la actual situación, en la que el cabildo obtiene todos los años 8 millones de euros sin pagar ni un solo euro por impuestos, en la que la gestión se hace forma oscura y con unos presupuestos ideológicos muy cuestionables en un Bien de Interés Cultural de esta envergadura. Además, no hay forma de ejercer un mínimo control por parte de la ciudadanía del destino de los fondos que recauda el cabildo y en qué medida repercuten en el mantenimiento de la Mezquita-Catedral. La Mezquita de Córdoba podría ser un magnifico referente internacional para la investigación, la conservación y una difusión moderna y de calidad, alejada del oscurecimiento interesado del pasado islámico del edificio. En Córdoba, el Conjunto Arqueológico de Madinat al-Zahra, con diversos premios internacionales, y en Granada, el caso de la Alhambra y su Patronato, muestran el camino a seguir, una gestión pública y profesional”.

EQUO entiende que una gestión realizada por un Patronato es perfectamente compatible con el mantenimiento del culto católico y que la negativa a la misma responde más a intereses económicos que religiosos.

Deja un comentario